Sistemas inalámbricos internos: ¿Cómo deciden los proveedores de servicios inalámbricos los edificios que los necesitan?

Los proveedores de servicios inalámbricos (WSPs) utilizan un cálculo del Rendimiento sobre la Inversión (ROI) para determinar si un sistema inalámbrico interno es una solución rentable en un lugar determinado. Este cálculo ROI permite a los WSP cuanto les llevará recuperar su inversión inicial y comenzar a obtener beneficios. Hay dos componentes clave en este cálculo: el coste y los ingresos potenciales.

Los factores que impactan el coste de un Sistema Inalámbrico interno

El coste del sistema interno puede variar de manera enorme entre diferentes edificios. Hay varios factores que impactan en el coste de un sistema:

El tamaño de la instalación. Está claro que los edificios más grandes requieren más equipos y costes de instalación más altos.

Construcción de la instalación. Los costes de la construcción impactan el desarrollo de los sistemas internos de dos maneras. Los edificios que están construidos con materiales más pesados (por ejemplo, bloques de cemento, muros de piedra, techos de escayola), requieren más antenas para proporcionar una cobertura adecuada cuando lo comparamos con espacios abiertos (por ejemplo cubículos con falsos techos. La construcción densa además hace que la instalación del sistema será más difícil y, por tanto, más costosa.

Requisitos del WSP. El nivel del servicio requerido puede tener el mayor impacto en los costes de la red inalámbrica interna. Si el objetivo del sistema es descargar tráfico de las redes exteriores existentes, el sistema debe superar la cobertura anterior. En el centro de las ciudades, esto podría doblar o incluso triplicar el coste de la implementación cuando se compara con un sistema que está diseñado para cubrir un edificio que tiene una fuerza de señal pobre.

Los factores que influencian los ingresos potenciales

Para compensar los costes, WSP considera los ingresos potenciales que generará por el sistema inalámbrico interno. Estos ingresos se miden en minutos de uso en la red o en los nuevos suscriptores vinculados al propietario del edificio o inquilinos. Los factores que impactan estos números para su edificio incluyen:

Arrendatarios. Para todo edificio, la primera consideración a tener en cuenta son los arrendatarios del edificio. ¿Son los inquilinos existentes clientes corporativos de WSP? ¿Añadirán los arrendatarios nuevos suscriptores a cambio de la instalación de una red inalámbrica interior. En un edificio de arrendatarios individual, éste puede llegar a ser un intercambio directo de los suscriptores comprometidos por una red interior WSP.

Tráfico en el edificio. Se pueden generar minutos de uso adicionales por el volumen de clientes que pasan por el edificio. El volumen de tráfico podría variar mucho dependiendo del edificio y el tipo de arrendatarios en el mismo. Para un lugar público, esta podría ser su porción más grande de ingresos.

Consideraciones adicionales que pueden inclinar la balanza

Mientras que el ROI (retorno de la inversión) es el primer factor para financiar una red interior, los factores a continuación pueden también influenciar la decisión:

Congestión en la red exterior. Si el edificio tiene un tamaño sustancial y se encuentra en un área concurrida, la red interior podría ser capaz de descargar suficiente tráfico como para reducir el número de llamadas bloqueadas o satisfacer los objetivos de rendimiento.

Importancia estratégica del edificio. Algunos edificios son más destacados que otros y se quedarán en la mente del cliente si se encuentran en una zona inalámbrica muerta. WSP quiere cubrir esos edificios para mejorar los niveles de satisfacción del cliente.

Si desea que un experto le ayude a determinar la mejor opción para la cobertura constante inalámbrica de su edificio, contáctenos.

Consejos del experto

Si Ud. está planeando instalar un sistema DAS en su edificio, no sería una mala idea asegurarse de que éste va a soportar canales de seguridad pública por si son necesarios en el futuro.