Municipios: ¿Construir y poseer su propia torre celular?

Los distritos y municipios tienen la tendencia a manejar las cosas internamente, decidiendo sobre las soluciones más prácticas por resultados con estrategias sostenibles que beneficien a sus votantes. Aplaudimos cualquier solución activa, aunque queremos ser claros que a la hora de las negociaciones por un arrendamiento inalámbrico o por el despliegue eficiente de las tecnologías e infraestructuras inalámbricas, el asesoramiento experto puede ahorrar dinero y una mayor tranquilidad- sobre todo de cara al futuro. Hemos creado esta página web para convertirnos en una fuente pública valiosa para nuestros clientes actuales y futuros. Cuando es el momento de procurar las mejores tarifas posibles en un arrendamiento inalámbrico, podemos ayudarles y gestionar las negociaciones por ustedes. Sin embargo, si usted representa un municipio o distrito que desea limitar su dependencia con organizaciones exteriores, podemos asesorarles en los pasos a llevar a cabo en el proceso para erigir y operar su propia torre celular. Si desea entender por qué creemos que este podría ser el mejor enfoque, por favor, haga clic aquí para consultar un artículo escrito para Privateline.com.

Cómo puede aumentar sus ingresos operando su propia torre celular

Si su objetivo es aumentar sus ingresos, entonces debería considerar construir y gestionar la torre por sí mismo. Además de haber muchas razones por las que debería considerar esta opción, la más importante es que los beneficios por dicha estructura podrían añadirse a las arcas de su municipio.

Construcción de una torre celular

Para ilustrar mejor este punto, comentemos las bases financieras necesarias para construir una torre. Una torre podría costar alrededor de $150.000. Sin embargo, una torre completamente cargada puede proporcionar unos beneficios de $100.000 anualmente, Después de pocos años, significa que la torre se habría amortizado y el municipio estaría recibiendo $100.000 al año. Además de los beneficios, el municipio o distrito tendría un activo muy valorado y estaría al cargo de cualquier restricción de terreno o urbanismo.

Contraste esta situación con la del municipio que arrienda terreno en el que un operador inalámbrico o compañía de torres construirá una torre. El municipio recibirá una media entre $12.000 y $24.000 al año dependiendo de la ubicación de la torre. En este caso, el ingreso anual sería el mismo sin importar el número de arrendatarios. Incluso si el municipio fuera capaz de negociar un arrendamiento en el que recibiera un aumento de la renta junto a la colocación de arrendatarios inalámbricos, el ingreso total aun así sería bastante menos que el recibido si poseyeran directamente la torre.

Lo que hace este proceso incluso más atractivo es que en muchas ocasiones, los municipios se encuentran en mejor posición para regular el desarrollo de torres competitivas. Con ordenanzas bien redactadas, el municipio puede disminuir la proliferación de torres celulares mientras aumentan sus arcas. Sea como sea, es una inversión lucrativa.

Steel in the Air puede ayudar a su municipio para analizar si tiene sentido o no desarrollar su propia torre. También podemos crear una pro-forma para el municipio en la que evaluaremos el potencial de la torre realizando un análisis competitivo de probables arrendatarios. Es más, como constructores experimentados de torres, podemos guiarles a través del proceso desde principio a fin.

Si su municipio está considerando arrendar un terreno a un proveedor inalámbrico o una compañía de torres se ha puesto en contacto con ustedes para construir una torre en propiedad municipal, por favor, contáctenos para obtener información adicional.

Consejos del experto

Un arrendamiento de torre de telecomunicaciones no puede ser tasado apropiadamente siguiendo los cálculos estándar para torres celulares. Al final, acaban valiendo más. Contacte con nosotros para una tasación justa de mercado para asegurarse de que acaba ganando lo que merece.

La demanda por parte de los consumidores de velocidad superior que trae consigo el sostenido auge en el uso de smartphones y tablets, así como una migración a tecnología 4G generalizada, comportará una demanda también creciente de arrendamientos para sitios celulares nuevos. Se espera que el número de sitios en los EEUU supere los 400.000 hacia 2015.