La historia de los operadores inalámbricos en Estados Unidos: De 1877 hasta el presente

En 1877, la American Bell Telephone Company (llamada así en honor a Alexander Graham Bell) abrió su primer local en New Haven, Connecticut. En pocos años se fueron estableciendo franquicias locales en las principales ciudades de Estados Unidos. Las franquicias (Bell Operating Companies o "BOCs") eran operadas por la compañía American Telephone and Telegraphic (AT&T), originalmente conocida como la "compañía de larga distancia". En 1889, AT&T adquirió los activos de American Bell, convirtiéndose en la cabeza del Sistema Bell, y permaneciendo así hasta su ruptura 84 años más tarde.

En 1893, en San Luis, el inventor Nikola Tesla demostraba la primera transmisión inalámbrica de energía electro-magnética (el primer aparato de radio), que fue el pionero que abrió el camino a las comunicaciones inalámbricas modernas. En 1894, la patente del segundo teléfono de Alexander Graham Bell expiró, abriendo la industria a la competición (en una década, emergieron más de 6.000 proveedores regionales). En 1901, Guglielmo Marconi, fundador de la Wireless Telegraph and Signal Company, transmitió la primera señal inalámbrica entre el Atlántico y Norteamérica. En 1905, Tesla diseñó la primera torre celular del mundo – La Torre Wardenclyffe, y su construcción comenzó en Shoreham, Nueva York. Debido a la falta de financiación del proyecto, nunca fue finalizado aunque se puede asegurar que las comunicaciones inalámbricas habrían logrado una distribución normal mucho antes de lo que lo hicieron.

En la década siguiente, las compañías de teléfono se centraron en construir redes utilizando telefonía fija. En 1915 (dos años después de que Bell System se convirtiera en un monopolio sancionado por el gobierno), Alexander Graham Bell hizo la primera llamada telefónica transcontinental utilizando la línea más larga del mundo, que consistía en 2.500 toneladas de cable de cobre, 130.000 postes, tres repetidores de tubo de vacío, y un número ilimitado de bobinas de carga. Sin embargo, el telégrafo continuó siendo el modo más barato de comunicarse a larga distancia hasta finales del siglo XIX. En 1920, AT&T desarrolló el complejo de frecuencias multiplicadas, que permitía cambiar la conversación entre varias bandas de frecuencias, permitiendo que se dieran varias llamadas telefónicas al mismo tiempo (eliminando finalmente el mando de control).

Aunque el monopolio de AT&T fue sancionado por el gobierno (y permaneció así hasta que sus actividades comenzaron a ser restringidas en 1956), existían muchas compañías regionales de teléfono y telégrafos, como la Brown Company que fue fundada en 1899 para servir a Kansas, y después de una serie de fusiones y adquisiciones fue reconocida como la segunda compañía de teléfonos más grande del país y denominada United Telephone and Electric (UT&E), en 1925. La Gran Depresión causó que más de 3 millones de usuarios de teléfonos perdieran su servicio y junto a ello, la bancarrota y disolución de UT&E (Sprint basa sus huellas e infraestructura operativa en la original Brown Company).

En los años 40, AT&T comenzó a experimentar con la tecnología celular. Inicialmente se utilizó una antena individual para servir a toda la región, con una capacidad de 20 llamada simultáneas. Aunque no era un sistema celular, en 1946, Bell comenzó el primer sistema telefónico móvil comercial en América. Bell, junto a Ericsson, Nokia y Motorola procedieron a desarrollar tecnologías inalámbricas durante los años 50 y 60, sin embargo llevó más de 30 años de innovaciones excepcionales tecnológicas para que el mundo pudiera lanzar su primera red celular automática – en Japón en 1979.

La FCC primero ubicó espectro para los sistemas de radio móviles en 1970. Martin Cooper, de Motorola, inventó el "teléfono radio celular" de mano. Sistemas experimentales inalámbricos (celulares) fueron desplegados primero en Chicago y en el corredor de Washington D.C. / Baltimore en 1977, y en Octubre de 1983 (el año después de que la FCC decidiera ubicar el espectro para uso celular), el primer sistema comercial celular comenzó a operar en Chicago (liderados por Ameritech Mobile), estrechamente seguido por la presentación de un sistema celular en Baltimore / D.C. (servidos por CellularOne). En Marzo de 1983, el teléfono móvil DynaTAC se presentó como el primero con red 1G en Estados Unidos, organizado por Ameritech (Baby Bell).

En 1982, la división de AT&T (como resultado de una demanda anti-monopolio iniciada por MCI en 1974) fue ordenada en grado consentido con la United States Interstate Commerce Commission. Efectiva en Enero de 1984. En ella AT&T fue dividida en siete compañías regionales independientes, llamadas cariñosamente como "Baby Bells". Dichas Baby Bells era: Ameritech, Bell Atlantic, BellSouth, NYNEX, Pacific Telesis, Southwestern Bell y US West. Además de estas siete, había dos compañías que eran propiedad de AT&T solo parcialmente, y que funcionaban como monopolios en sus áreas de cobertura respectiva: Cincinnati Bell y Southern New England Telephone (SNET). La Comisión Interestatal de Comercio, que era responsable de la división de American Bell, designó 734 mercados (306 metropolitanos y 428 rurales) en toda la nación, y permitió a los nuevamente creados operadores inalámbricos solicitar licencias de espectro para servir a estas áreas. (Haga clic aquí para consultar el Mapa de Ubicación de Frecuencias en Estados Unidos). En un esfuerzo por impedir los monopolios, la Comisión decidió que el servicio celular sería suministrado competitivamente por al menos dos operadores por mercado. Esta división, de hecho, conllevó el surgimiento de la competitivas entre las nuevas compañías de telecomunicación, tales como Sprint y MCI.

En 1985, había solo 340.213 suscriptores de teléfonos móviles, pero ya en 1990, este número había sobrepasado los 5 millones. Este fue el año en el que la FCC reubicó el espectro a 2 GHz para los servicios móviles digitales emergentes. En 1992, el primer sistema celular que utilizaba la tecnología CDMA fue satisfactoriamente lanzado por Qualcomm. A finales de 2012, había 326,4 millones de suscriptores solo en Estados Unidos. En 2014, la explosión de redes inalámbricas de datos proyectadas transportarán 40 veces más capacidad que en 2009, debido mayormente a los dispositivos móviles y al tráfico de datos. De hecho, en 2020, la gran mayoría de la población mundial utilizará sus dispositivos móviles (Smartphones o tabletas) como su primera herramienta para el uso de Internet.

La carrera por obtener el control de la mayor masa de población de consumidores potenciales ha sido una tradición desde hace mucho en América. Hoy por hoy, hay 4-5 agentes inalámbricos principales que sirven a la vasta mayoría del mercado, y alrededor de cien pequeños proveedores que sirven a áreas geográficas específicas – mayormente rurales. Desde la Ley de Telecomunicaciones de 1996, que suavizaba las restricciones federales para los operadores, estos pequeños proveedores se han consolidado con compañías más grandes. De hecho, era muy difícil para ellos permanecer independientes. AT&T y Verizon están compitiendo codo con codo por dominar el control del mercado con Sprint y T-Mobile por detrás de ellos. La demanda del consumidor por servicios de voz y datos inalámbricos muestra un crecimiento exponencial esperado. Para satisfacer esta demanda, solo AT&T construirá 10.000 lugares celulares nuevos, 40.000 más pequeños y 1.000 sistemas DAS en 2014. Es seguro confirmar que Verizon igualará muy de cerca ese número, con Sprint y T-Mobile no mucho más lejos. Los Estados Unidos son uno de los mercados más avanzados de LTE (Long-Term Evolution, por ejemplo: 4G) en el mundo. Cada uno de los Cuatro Grandes operadores inalámbricos ha previsto que el despliegue LTE llegará a una base de población de, como mínimo, 200 millones al finalizar 2013.

La evolución de los diez mayores operadores inalámbricos

A continuación mostramos los diez primeros operadores inalámbricos (en términos de la base de suscriptores.)

  1. Verizon Wireless
  2. AT&T
  3. Sprint
  4. T-Mobile
  5. US Cellular
  6. Cricket (LEAP)
  7. C-Spire Wireless
  8. Atlantic Tele-Network (dba, Alltel)
  9. nTelos
  10. Cincinnati Bell Wireless

Operadores inalámbricos y espectro

Los operadores inalámbricos utilizan porciones del espectro radioeléctrico (correspondientes a frecuencias de radio) para satisfacer las necesidades de banda ancha (voz y datos) para sus subscriptores.

En los Estados Unidos, la FCC es la encargada de asignar espectro para varios propósitos y, cuando "libera" espectro, éste se convierte en disponible para su compra mediante un proceso de subasta, en la que gana el que más puja. Sin embargo, existen algunas reglas: La FCC impone un límite en la "acumulación de espectro", algo que sucede cuando una compañía posee más de 33% de las ondas en un mercado determinado. Esta norma es también de aplicación cuando una compañía compra a otra y adquiere su espectro.

Recientemente, los operadores inalámbricos han estado presionando al gobierno para que convenza a la FCC de liberar espectro adicional para la compra, argumentando que éste es necesario para satisfacer la demanda de los consumidores. La FCC ha respondido, en parte, sugiriendo que las nuevas tecnologías de despliegue futuro deberían soportar la participación de una misma porción de espectro por parte de múltiples operadores ("spectrum sharing"). Un informe del President's Council of Advisors on Science and Technology (PCAST) confirmó que este enfoque "multiplicaría la capacidad de espectro efectiva por un factor de 1000". Los arrendadores inalámbricos sufrirían el efecto en forma de un incremento en la colocación de torres. Además, dado que compartir el mismo espectro implicaría el uso de tecnologías estándar, los arrendadores pueden esperar ser testigos de un despliegue de actualizaciones LTE en sitios celulares existentes a nivel nacional.

No obstante, la noticia más excitante es la "FCC's 2014 Spectrum Incentive Auction", que liberará espectro en la banda de 600 MHz, con la intención de tener los siguientes efectos:

  • Reducir la congestión actual en las redes de los operadores al permitir mayor libertad en la transferencia de datos;
  • Reposicionar a Sprint, T-Mobile y otros operadores inalámbricos menores como competidores de Verizon y AT&T;
  • Preparar el despliegue masivo del objetivo de "First Responders" en los Estados Unidos; y
  • Avanzar en infraestructura de redes inalámbricas, mediante la actualización de sitios celulares existentes y el desarrollo de sitios nuevos.

La tabla que hay a continuación, con datos de Agosto de 2012, muestra el porcentaje de asignación de espectro medido en una base de MHz-POP (porcentaje de población cubierto), en cada banda específica. Tenga en cuenta que la industria de telecomunicaciones inalámbricas es muy dinámica y, desde entonces, ha habido muchos cambios (la adquisición de MetroPCS por parte de T-Mobile, la de Leap Wireless -Cricket- por parte de AT&T y la compra por parte de Sprint de las acciones restantes de Clearwire).

Operador Inalámbrico 700 MHz 850 MHz (Cellular) 800/900 MHz (SMR) 1,9 GHz (PCS) 1,7/2,1 GHz (AWS) 2,5 GHz (BRS) 2,5 GHz (EBS leases)
Verizon 42% 48,1% 15,7% 35,5%
AT&T 35,9% 43,6% 26,4% 6,2%
Sprint 97,2% 27,1%
Clearwire 85,4% 6,1%
T-Mobile 0,1% 19,6% 34,6%
US Cellular 2,9% 4,2% 2,1% 2%
Leap 0,6% 2,3% 6,6%