Los distritos escolares y los lugares celulares

En años recientes, ha habido un enorme avance por parte de los proveedores inalámbricos para aumentar la capacidad de sus redes. Por ejemplo, de 2011 a 2012, la cantidad de tráfico de datos consumido por los suscriptores aumentó un 69% y todavía sigue aumentando.

Además de las opciones sobre la expansión de datos, todos los proveedores inalámbricos virtualmente ofrecen planes ilimitados de todos los tipos. Esto requiere que añadan capacidad a sus redes, lo cual puede ser solucionado de diferentes maneras, aunque la más obvia es aumentar la densidad y el número de lugares celulares en áreas donde es necesaria la capacidad.

"Los gobiernos municipales aplican estrictas regulaciones urbanísticas a la construcción de torres celulares, a menudo requiriendo el uso de grandes parcelas de terreno."

Históricamente, la industria inalámbrica construía las torres de comunicación en áreas comerciales e industriales, evitando las comunidades de residencias que tendían a oponerse bajo el "NIMBY" (No en mi terreno) que es una clara referencia a la mentalidad de esos usuarios que demandan un servicio inalámbrico más consistente y fiable pero que no desean estar cerca de las infraestructuras necesarias para proporcionarlos.

Ahorra que los operadores inalámbricos necesitan mayor capacidad y una cobertura interior mejor para satisfacer la demanda de los consumidores en crecimiento, están empezando a centrarse más en las áreas residenciales. Los operadores están ahora construyendo lugares celulares entre sus ubicaciones existentes – un proceso llamado comúnmente "relleno".

El reto al que se enfrentan los operadores es que muchas ordenanzas urbanísticas tiene prohibiciones directas contra las torres inalámbricas en las áreas residenciales o necesitan grandes parcelas para ubicar la torre de comunicación en la llamada "zona de caída". Esto ha desencadenado que muchos operadores encuentren soluciones innovadoras para satisfacer la demanda del consumidor en las áreas residenciales. En algunos casos, despliegan torres disimuladas y otras tecnologías de camuflaje para "ocultar" mejor las mismas. En otros casos, desarrollan redes DAS y/o pequeñas tecnologías celulares.

Distritos escolares y negociaciones de arrendamientos celulares

En nuestros años de experiencia, tanto como agentes de adquisición de lugares para operadores inalámbricos como consultores de cientos de iglesias y municipios o distritos, estas grandes parcelas son, a menudo, iglesias o escuelas. Debido a sus ubicaciones únicas y sus grandes tamaños, dichas propiedades son con frecuencia ubicaciones excelentes para las torres celulares. Desafortunadamente, debido al comentado efecto NIMBY, también son contenciosas.

Los distritos escolares aunque satisfagan las normativas urbanísticas para las torres celulares, a menudo son el último recurso.

Irónicamente, los operadores inalámbricos prefieren no colocar torres celulares en un distrito escolar porque los temores de los padres sobre los riegos de salud potenciales de las torres celulares. Es difícil predecir si una torre celular propuesta a un distrito escolar disgustará a los residentes locales y a los padres y como resultado de ello, los operadores inalámbricos a menudo prefieren buscar otras propiedades antes de considerar la construcción de una torre en un distrito escolar.

Distritos escolares y torres celulares

Dada la situación, si un operador se ha puesto en contacto con un distrito escolar, puede apostar que es una última opción. Su propiedad escolar podría ser la única opción para ese operador inalámbrico en particular y como resultado, usted podría tener una ventaja significativa en las negociaciones. Es precisamente estos tipos de situaciones donde nuestra experiencia es la más eficaz.

Hemos ayudado a muchas escuelas y universidades en negociaciones satisfactorias con los arrendamientos de torres celulares. Podemos analizar su situación específica y determinar si el operador está considerando otras opciones y si no, podemos ayudar al distrito a decidir hasta dónde pueden llegar en las negociaciones.

Nuestros clientes se lo contarán mejor

Nuestros clientes son nuestros mejores defensores. Como uno de nuestros distritos escolares en Arizona comentó:

"Contratar a Steel in the Air fue la mejor decisión que hemos podido tomar. Hemos trabajado con Ken Schmidt que claramente es un experto en este campo. Antes de Steel in the Air, el personal del distrito negoció estos contratos de lugares celulares e hicieron un trabajo muy pobre. Ahora hemos conseguido más y hemos redactado contratos mejores gracias a Steel in the Air."

Antes de utilizar nuestros servicios, esta escuela en Fénix se basó en la información compartida recogida por otros distritos en el área. Desafortunadamente, esa información indicaba un precio de mercado para los arrendamientos menor del que debería. Afortunadamente, como resultado directo del uso de Steel in the Air, el distrito escolar recibió casi el doble de la tarifa media por arrendamiento en caso de no haber recibido nuestra asistencia.

Contáctenos hoy

Contáctenos hoy para indicarnos la situación de su distrito escolar con referencia a las torres celulares. Nuestra primera consulta es siempre gratuita. Aunque no podemos comentarle cuánto debería cobrar por sus arrendamientos, sí podemos indicarle si hay espacio para mejorar en los mismos. Adicionalmente, podemos proporcionarle una estimación por nuestros servicios y referencias de otras escuelas y universidades que se han beneficiado de nuestros valiosos servicios.

Por favor, tenga en cuenta que en la mayoría de los casos nuestros clientes de las escuelas pagan poco o nada por nuestros servicios. En su lugar, el operador inalámbrico que propone al distrito escolar la instalación de la torre celular es el que paga la tarifa.