Cómo seleccionan los operadores inalámbricos las ubicaciones

"Los operadores inalámbricos escogen la ubicación de los sitios cuando conocen su necesidad específica de cobertura y capacidad. Cuando se mira de un modo global, el hecho de que la torre se sitúe en un lugar elevado o no, es un factor muy poco importante."

Los operadores inalámbricos utilizan los lugares celulares para desplegar su infraestructura inalámbrica, que sirve a una población específica y se comercializa como determina la localización del espectro de frecuencias de la FCC y que son adquiridos por los operadores inalámbricos en subastas muy competitivas. Las torres y lugares celulares son diseñados con las ubicaciones específicas en mente, Cada lugar celular debe proporcionar una cobertura adecuada para servir a las poblaciones de un mercado dado, aunque proporcionar cobertura no es suficiente. La capacidad es también importante. Llamamos capacidad a la cantidad de datos que pueden ser almacenados y desplegados eficientemente del suscriptor al lugar celular y viceversa. En otras palabras, la ubicación en la que la torre celular se construye no es arbitraria para nada, sino que está estratégicamente determinada utilizando un número de factores objetivos (y subjetivos).

Estrategias de despliegue de infraestructura de redes

Cómo los operadores inalámbricos seleccionan los sitios celulares

Los operadores inalámbricos hacen un seguimiento de los mercados para los que tiene licencias de espectro de la FCC en los que tienen permitido proporcionar servicio así como de los mercados en los que se quieren abrir camino. Sus departamentos de marketing identifican áreas donde la cobertura es débil y áreas donde la capacidad está por debajo de la estándar y no pueden manejar adecuadamente la demanda del tráfico de datos y voz del consumidor. Cuando encuentran algún vacío tanto en la cobertura como en la capacidad, hacen todo lo que pueden para arreglarlo. A esto se le denomina estrategia de desarrollo de la infraestructura de red. Eligen torres celulares y lugares basados en la frecuencia que poseen y el tipo de población a la que desean servir. Por ejemplo, en las áreas rurales, las torres celulares con frecuencias más bajas se utilizan más porque sus señales tiene un alcance más amplio; mientras que en áreas densamente ocupadas se utilizan las de altas frecuencias, y en algunos casos prefieren lugares celulares más pequeños debido a las normativas urbanísticas y/o a la tremenda demanda de datos. La mayoría de los operadores muestran cierto nivel de mapas de cobertura en sus páginas web, que proporcionan ejemplos de las áreas que sirven- aunque la información de áreas que están por debajo del estándar es más difícil de encontrar. Ahí es donde aparece Steel in the Air. Nosotros hacemos un seguimiento de estos datos también.

Los operadores inalámbricos tienen la ventaja de revisar las reclamaciones de los suscriptores, así como los registros de seguimiento de las llamadas perdidas. Sin embargo, en algunos casos, simplemente no puede añadir suficientes lugares celulares o el coste es demasiado alto.

Una vez que un operador decide que necesita un lugar nuevo en un área, su departamento de radio frecuencia analiza el área para determinar la mejor estrategia de despliegue de infraestructura. Esto incluye un análisis de las torres existentes y de los lugares de torres celulares. Utilizan un programa de propagación de radio frecuencias para configurar la potencia a la que deben ajustarse los nuevos sitios y complementar la red existente. El ingeniero de radio frecuencias podría físicamente conducir a través del área con un sofisticado equipo de pruebas (un test conduciendo como en los anuncios de Verizon donde el técnico conduce mientras hace llamadas). Examinan si factores naturales o creados por el hombre como la topografía, edificios existentes o vegetación puede interferir con la operación de un lugar celular nuevo.

En este punto, los ejecutivos de la compañía estudian los lugares celulares propuestos y las justificaciones para cada uno. Evalúan su presupuesto y dan prioridad a las torres o lugares celulares necesarios. Estas ubicaciones propuestas aceptadas por los ejecutivos son tratadas por el departamento inmobiliario como anillos de búsqueda, los cuales son utilizados por las compañías de adquisición de lugares para torres celulares para encontrar torres, azoteas o terrenos brutos que arrendar. Estos anillos de búsqueda están registrados; en otras palabras, los operadores son los únicos que saben que ubicación aumentarán para mejorar su infraestructura de redes existentes. Su elección con respecto a dónde desarrollar nuevos lugares celulares no es arbitraria en absoluto – y ciertamente no basada simplemente en la altura del terreno. Cada lugar celular ocurre porque hay una necesidad urgente de cobertura en una ubicación dada.