Arrendamientos de lugares celulares para propietarios de hoteles:
Cómo los datos inalámbricos le impactarán en sus ganancias

En 2012, el uso de suscriptores inalámbricos sobrepasó el 100% - lo que significa que un ciudadano medio en Estados Unidos tiene más de un dispositivo inalámbrico. Se espera que el uso de los datos inalámbricos se cuadruplique entre 2012 y 2017 (CTIA). El problema para los operadores inalámbricos que proporcionan estos servicios de datos es que sus sistemas celulares fueron diseñados para alojar tráfico de voz, no tráfico de datos. Como el tráfico de voz es significativamente menos pesado en la red inalámbrica que el tráfico de datos, los operadores invertirán más de $25 billones en 2013 para mejorar sus redes inalámbricas. Este capital irá principalmente al desarrollo de nuevos lugares celulares y a las modificaciones de los ya existentes. En este caso, los propietarios de hotel podrán obtener un ingreso adicional por los arrendamientos de lugares celulares en las azoteas.

Actualmente hay más de 285.000 lugares celulares en Estados Unidos, algunos de los cuales están ubicados en las azoteas de los hoteles. Algunos expertos de la industria esperan que la cifra crezca entre 4-8 veces durante la próxima década. Por el efecto NIMBY ("No en mi jardín trasero"), es difícil obtener la aprobación de una torre celular y los operadores inalámbricos están a la búsqueda de estructuras existentes incluidas las azoteas. Es más, los operadores han estado utilizando sitios ya frecuentes para añadir más capacidad a sus redes. Esto se traduce en el uso de edificios que los operadores habían ignorado previamente.

Arrendamientos de sitios celulares para propietarios de hoteles

A la mayoría de los propietarios de hoteles les agrada que el ingreso por los lugares celulares en las azoteas sea un extra y no está sujeto a las fluctuaciones de la economía general. Un lugar celular en una azotea impacta raramente cualquier espacio de uso del hotel ya que los operadores colocan su equipo directamente en el tejado. Después de la construcción inicial, el operador inalámbrico envía técnicos de vez en cuando al lugar y la mayoría de los propietarios ni siquiera notan su presencia. La desventaja de un lugar celular en una azotea es alguna molestia ocasional cuando se realiza la construcción o trabajos de mantenimiento. Además, el arrendamiento medio de un lugar celular es generalmente de 25 años, por tanto el propietario del hotel que firme el acuerdo con el operador inalámbrico podría limitar un nuevo desarrollo futuro de la propiedad. A pesar de esos pequeños problemas, la mayoría de los propietarios de hoteles preferirán adquirir arrendamientos adicionales de lugares celulares y sus ingresos.

Las tarifas de arrendamiento que los operadores inalámbricos pagan fluctúan en un ámbito bastante amplio con la mayoría de los propietarios de hotel recibiendo entre $1.000/mes y $3.000/mes por cada arrendamiento individual. Dichos arrendamientos generalmente aumentan un 3% por año y raramente son finalizados. Los factores principales que hemos identificado como impactantes para las tarifas de los arrendamientos son los siguientes:

  1. Dificultad con las normativas urbanísticas: ¿Cómo son de restrictivas las ordenanzas locales urbanísticas con respecto a la colocación de los lugares celulares?
  2. Disponibilidad de estructuras y azoteas alternativas adecuadas: ¿Están el resto de las azoteas a una altura similar dentro del área que está analizando el operador inalámbrico?
  3. Demografía subyacente: ¿Qué población intenta abarcar el lugar determinado? ¿Son usuarios de servicios inalámbricos de alta capacidad?
  4. Propósito del lugar celular: ¿Se va a dedicar este lugar a añadir capacidad a la red o será para expandir la cobertura del sistema?

Antes de levantar la mano y decidir que desea un arrendamiento de un lugar celular, es importante tener en cuenta que casi en el 99% de los arrendamientos ya existentes, el operador identificó la propiedad específica y se puso en contacto con el propietario. Hay compañías que "comercializarán" su propiedad por un porcentaje del beneficio, pero no hay necesidad para el propietario medio de un hotel hacer uso de estas compañías. Primero, todos los operadores inalámbricos tienen en sus páginas web un formulario gratuito para la sumisión de propiedades que pueden ser consideradas para un arrendamiento. Segundo, estas compañías de marketing raramente consiguen operadores interesados que no tengan ya su propiedad como objetivo. No hay ninguna razón para perder un porcentaje de sus ingresos procedentes de sus arrendamientos de lugares celulares en una tercera parte que probablemente no va a mejorar las posibilidades de conseguir el arrendamiento.

Si usted ya posee un arrendamiento celular, las opciones son que o bien ya se han puesto en contacto con usted o lo harán pronto para que el operados se ponga de acuerdo en nuevas modificaciones. En ocasiones, el operador le pedirá su consentimiento para realizar "mantenimiento" en el equipo de la azotea y en otros casos, le ofrecerán compensarle por las modificaciones. En cualquier caso, un propietario inteligente de un hotel deberá solicitar los planos de construcción antes de consentir cualquier tipo de modificación. En muchas situaciones, el operador no tiene derecho a hacer modificaciones y está solicitando el consentimiento para evitar pagar al propietario del hotel una renta adicional que, de lo contrario, sería requerida. Por tanto, antes de dar su consentimiento, asegúrese que entiende si su arrendamiento permite esas modificaciones. Si no es así, podría tener derecho a una compensación extra. Si tiene alguna duda, contacte con un experto en arrendamientos inalámbricos.

Debido a los requisitos de crecimiento de datos por parte de los operadores, los propietarios de hoteles están bien situados para procurar unos nuevos ingresos procedentes o bien de nuevos arrendamientos o de la expansión de los arrendamientos existentes.

Consejos del experto

La demanda por parte de los consumidores de velocidad superior que trae consigo el sostenido auge en el uso de smartphones y tablets, así como una migración a tecnología 4G generalizada, comportará una demanda también creciente de arrendamientos para sitios celulares nuevos. Se espera que el número de sitios en los EEUU supere los 400.000 hacia 2015.

Cuando los operadores inalámbricos instalan sus antenas en un sitio celular, pueden o no tener en consideración a arrendatarios futuros. La tendencia actual en la industria está en compartir los sitios celulares (algo conocido como "colocación". La colocación de arrendatarios adicionales podría hacer incrementar sus rentas, por lo que siempre es una buena idea comprender cómo podría Ud. sacar provecho de esto antes de la instalación de cualquier equipamiento.